Propiedad Intelectual: cuidando tus contenidos en internet

La Propiedad Intelectual, se refiere a los derechos alrededor de una creación. Por la misma naturaleza de todo aquello que abarca, está dividida en dos categorías:

Propiedad Industrial:
Bajo este grupo se encuentran las patentes de invención, los diseños industriales, las marcas y las indicaciones geográficas (denominación de origen).

Derechos de Autor:
Estos abarcan toda creación artística, ya sea literaria, musical, cinematográfica, pictórica o escultórica; incluye, también, los diseños arquitectónicos.

La rápida expansión del mundo digital trajo consigo la proliferación de contenidos en internet que forman parte de esas categorías.

Esto, por supuesto, ha traído cuestionamientos y dudas sobre la efectividad de la Propiedad Intelectual ante una nueva realidad que avanza a un ritmo desenfrenado.

¿Es posible proteger los contenidos de tu marca en internet?

Este nuevo escenario representa retos para las marcas alrededor de la Propiedad Intelectual y la forma en la que se manejan los derechos sobre los contenidos en internet.

En el Perú se aplican las leyes de Propiedad Intelectual, incluyendo las medidas tecnológicas de protección de obras en entornos digitales, para este tipo de situaciones. Si bien es cierto faltan regular algunos aspectos, como lo es el régimen de notice and take down, es posible tener una protección medianamente razonable.

Asimismo, por ser un tema en auge, INDECOPI elaboró una Agenda Digital en la cual analizan todas las aristas legales de su competencia bajo este contexto particular. Esto con el objetivo de establecer una hoja de ruta para la protección de los creadores y los consumidores para fomentar así el crecimiento de la economía digital.

Esto quiere decir que todos los contenidos en internet, creados y protegidos bajo estas leyes, están sujetos al amparo de la entidad de Competencia y Propiedad Intelectual- INDECOPI.

De esta manera, ante cualquier irregularidad asociada a la Propiedad Intelectual de tu marca que ocurra en el espacio digital, es posible tomar acciones para contrarrestarlas.

Otras formas de regular la Propiedad Intelectual en línea:

Además de ampararse bajo la legislación peruana, también es posible utilizar diversos mecanismos que permitan controlar el acceso a los contenidos en internet.

  • Implementación de plataformas por suscripción para acceder al contenido de tu marca.
  • Aplicaciones que permitan el acceso al material solo tras realizar los pagos correspondientes.
  • Disponer y ejecutar la posibilidad de no permitir la descarga de los contenidos que se encuentran protegidos por la Propiedad Intelectual.

Beneficios de la Propiedad Intelectual en al campo digital

Dada la velocidad a la que se mueven los contenidos en internet, contar con la protección de la Propiedad Intelectual es más importante que nunca.

En este sentido, el principal motivo es el de mantener un entorno sano que permita a los creadores ser los únicos en lucrarse a través de su material. Por otra parte, existen beneficios adicionales que van más allá y que resultan de igual importancia:

  • Los consumidores pueden asociar los contenidos en internet a un rostro real, generando una relación de confianza.
  • La producción continua y exponencial de contenidos en internet fomentan una sana competencia en la que aparecen nuevos contenidos que buscan captar la atención del público.
  • Una mayor cantidad de contenidos en internet significa, a largo plazo, una mayor variedad y diferentes opciones para el público.

Todos estos puntos confluyen para dar forma a un ecosistema económico digital más robusto, que contribuye al crecimiento de los individuos y la sociedad como un todo.

Si bien todavía hay un largo trecho que transitar en lo que refiere a la Propiedad Intelectual relacionada a contenidos en internet, al menos existe un camino planteado.

Para alcanzar los objetivos, sin embargo, será necesaria la colaboración de todas las partes involucradas en la creación, distribución y consumo. Los autores de las obras, trátese de una marca o un particular, deben trabajar de la mano con los proveedores de servicios para desarrollar mecanismos transparentes a los ojos de los usuarios.

Así mismo, el público que consume los contenidos en internet debe comprender el valor detrás de las obras y asumir las implicaciones de su consumo. A saber, que este tiene un precio y que distribuirlo de forma posterior sin una autorización previa tendrá consecuencias ante la Ley.

Conoce lo que debes considerar para proteger tu marca con nuestro Checklist gratuito: