Nombre de dominio y nombre de marca, ¿cuál elegir?

Al momento de emprender un negocio, es natural que existan algunas confusiones, especialmente con los temas relacionados a la protección de marca.

Una de las confusiones comunes gira alrededor del registro del nombre de dominio y el nombre de marca, porque muchos emprendedores y empresarios se preguntan si deben ser iguales, cuál es la diferencia entre ambos y cuál registrar de ser necesario. Sigue leyendo y aclara todas tus dudas.

Nombre de dominio y nombre de marca: ¿Qué representa cada uno?

Antes de profundizar sobre la pertinencia del registro de uno u otro para asegurar la protección de marca, es bueno repasar brevemente qué es cada uno.

Nombre de marca

Es el signo que se asocia a un producto o servicio que ofrece una empresa, permitiendo que sus consumidores puedan distinguirlo con facilidad de ofertas similares en el mercado. Existen diversas razones para registrar una marca, empezando por proteger el negocio y a sus clientes.

Por otra parte, el registro de un nombre de marca se rige bajo determinados conceptos legales:

  • Inscripción: es el proceso de presentar ante la autoridad pertinente, INDECOPI en el caso del Perú, la marca que se desea proteger.
  • Territorialidad: la protección de marca está restringida al entorno local del país en el que se lleva a cabo, no teniendo efectos transfronterizos.
  • Especialidad: se refiere al hecho de que el nombre de marca está asociado a un conjunto particular de productos y servicios, excluyendo todos aquellos que no le resulten pertinentes.

Nombre de dominio

Este se refiere al nombre con el que se identifica un sitio web en internet, también llamado coloquialmente dirección web. Lo habitual es que se haga coincidir este con el nombre de marca, para facilitar a los consumidores encontrar la página relacionada al producto o servicio.

El nombre de dominio, por supuesto, también opera con un grupo de bases legales que detallamos a continuación:

  • First come, first served: esto quiere decir que el dominio le será otorgado a aquel que haga la solicitud primero ante el proveedor de dominios (como por ejemplo GoDaddy) certificado por la Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números, ICANN por sus siglas en inglés, siendo el único requisito necesario que el nombre de dominio solicitado no exista previamente.
  • Territorialidad: a diferencia de una marca que se registra en el territorio de un país o varios países, los dominios rigen a nivel mundial. El registro hecho en Perú, por ejemplo, restringe el nombre en todo el mundo, siendo único y transfronterizo.
  • Especialidad: al registrar un nombre de dominio no existe una exigencia de que el nombre se corresponda con los productos o servicios que se mostrarán en la página web.

Aunque cuenta con características que lo hacen parecer así, contar con un dominio no garantiza la protección de marca. En este sentido, lo único que el nombre de dominio asegura es su presencia en internet.

¿Cuándo debo optar por uno u otro?

Si bien es cierto que para los fines de protección de marca es necesario llevar a cabo el registro del nombre de marca, para asegurar el futuro en el mercado, dejar de lado el nombre de dominio web puede traer complicaciones más adelante en el camino.

Lo ideal es iniciar ambos procesos de forma simultánea. Algunos empresarios, de hecho, prefieren iniciar primero el registro del nombre de dominio por la rapidez y facilidad con la que se ejecuta y, también, para poder adaptar su nombre de marca de acuerdo a la disponibilidad del dominio.

Es necesario tener en cuenta que durante el proceso de protección de marca se pueden encontrar registros que coincidan con el propio en ambos casos, por lo que siempre es bueno contar con más de un nombre posible para la empresa.

Consideraciones sobre los nombres de dominio y marca

Al enfrentarse a los procedimientos para el registro de nombres de dominio y marca, es importante tener en cuenta algunos alcances para tener más claro a qué nos enfrentamos.

Protección

Los derechos de Propiedad Intelectual bajo los que se maneja el nombre de marca se extienden para protegerla en los dominios, sin embargo, no ocurre así en el sentido contrario.

Por ello es posible cancelar o transferir un nombre de dominio, buscando hacerlo propio, si se posee un nombre de marca y se demuestra frente a las autoridades que el primero es idéntico o similar a:

  1. Marcas registradas en el Perú de cuyos derechos se sea dueño.
  2. Denominaciones de origen protegidas en el Perú.
  3. Nombres de personas naturales o seudónimos reconocidos públicamente.
  4. Nombres de entidades oficiales del Gobierno Central, Regional o Local del Perú.
  5. Nombres registrados en Registros Públicos del Perú de instituciones privadas.

De manera concurrente y necesaria, existen otros dos factores que necesitan verificarse cuando se busca la protección de marca y la cancelación o transferencia de un nombre de dominio:

  1. El titular del dominio no tiene derechos o intereses legítimos sobre este.
  2. El registro se hizo o se usa de mala fe.

Territorio

Los nombres de dominio cuentan con un alcance mundial y se organizan por niveles. Dentro de esta organización existen los dominios genéricos (.com, .net, .org) y los dominios genéricos pertenecientes a países (.pe, .cl, .ve).

Mucha gente decide proceder con el registro solo de uno, usualmente .com, y descarta cualquier otro. Lo ideal sería hacer también el registro de dominio al país en el que opera la empresa. Esto facilitará la protección de marca ante las autoridades locales si aparecen sitios web que busquen lucrar a partir de la reputación de la compañía.

Por ejemplo, si tu marca opera en Perú puedes registrar el dominio www.nombredetumarca.com, www.nombredetumarca.com.pe y www.nombredetumarca.pe

En un mundo donde es cada vez más importante la presencia digital, te recomendamos entonces registrar tu nombre de marca y adquirir el dominio con el mismo nombre. De esta manera lograrás que tu compañía sea encontrada con mayor facilidad por tu público objetivo, lo que verás traducido en mayores ganancias a largo plazo.

Si quieres conocer qué necesitas para proteger tu marca, acá puedes descargar nuestro checklist gratuito: