¿Cómo evitar que mis comunicaciones sean SPAM?

La tecnología generó un cambio de paradigma en el uso de la publicidad. El desarrollo de canales digitales, como correo electrónico y SMS, permite llegar de distintas formas al público. Sin embargo, resulta imperativo en este proceso evitar el spam para no sufrir sus consecuencias.

La importancia de evitar el spam

Al enviar publicidad a través del correo electrónico, u otros canales digitales, puede ser tentador querer llegar a todos. No obstante, no evitar el spam, o correo publicitario no deseado, puede convertirse en un problema para tu negocio.

  1. Los clientes potenciales pueden terminar por aborrecer tu marca por recibir de forma insistente material publicitario que no solicitaron.
  2. En el afán de tener mayor alcance, es posible que incurras en violaciones de la Ley Que Regula El Uso Del Correo Electrónico Comercial No Solicitado (Spam), que rige en la actualidad en el Perú.

Cualquiera de estos puntos es razón suficiente para evitar el spam. En el primer caso, porque sin clientes tu negocio no funcionará. En el segundo, porque puedes verte en la obligación de cumplir con sanciones, inclusive multas.

¿Cómo evitar el spam para no tener estos problemas?

Para evitar el spam y las sanciones que lo acompañan, basta con ceñirte a las disposiciones de la ley antes mencionada y su respectivo reglamento. Para hacértelo más fácil, te resumimos a continuación lo que debes tener en cuenta para evitar cometer infracciones administrativas.

  1. Toda comunicación publicitaria no solicitada debe cumplir de forma obligatoria con tres requisitos:
    1. El asunto del mensaje debe incluir la palabra PUBLICIDAD.
    2. Razón social, domicilio y dirección de correo electrónico del remitente también tienen que aparecer en el cuerpo del mensaje en cuestión.
    3. Para ayudar a evitar el spam, es también de carácter obligatorio que la publicidad contenga un mecanismo a través del que el receptor pueda indicar que no desea seguir recibiendo ese tipo de comunicación.
  2. En línea con la Ley de Protección de Datos Personales, tienes obligaciones que cumplir con los datos personales de tus potenciales clientes. Entre estas se encuentra eliminar de tu base de datos a los titulares de cuentas de correo electrónico que rechazaron el mensaje o de aquellos que habiendo dado su consentimiento manifiestan, posteriormente, su voluntad de no seguir recibiendo ese tipo de mensajes.

Otros aspectos relevantes al momento de evitar el spam se centran en la transparencia. Puedes ser sancionado si se determina que los datos que figuran de la empresa son falsos. Esto funciona igual con el contenido en sí mismo; en este sentido, debe coincidir la información dentro del mensaje con lo indicado en el asunto de este.

Asimismo, cualquier opción ofrecida para darse de baja debe encontrarse operativa. Razón por la que te recomendamos tener hasta dos formas distintas de hacerlo: a través de un enlace automatizado y con un correo al que los usuarios puedan comunicar su deseo de no recibir más publicidad.

Ten muy en cuenta estas prácticas al momento de diseñar tu estrategia de publicidad por correo electrónico. Al evitar el spam estarás reduciendo de forma importante las posibilidades de que seas sancionado por malas prácticas. Y si sigues teniendo dudas, puedes contactar con uno de nuestros asesores y con gusto te ayudaremos en el proceso.