Algunas Obligaciones y qué no hacer con los datos personales de tus clientes

Toda empresa tiene contacto con clientes, por lo que siempre está recabando datos personales a través de diversos medios como formularios impresos o digitales, encuestas o llamadas telefónicas. Incluso, mientras navegan por la página web de la empresa, los clientes dejan rastros.

Por lo tanto, la empresa es responsable por el manejo de estos datos. Es por esto que queremos ofrecerte un vistazo sobre algunas obligaciones que debes asumir y qué no hacer con la información de tus clientes.

Obligaciones sobre los datos personales de tus clientes

La información personal de tus clientes es valiosa. No solo para ellos sino para ti. Estas son algunas obligaciones que tienes que cumplir:

1. Informar de su recolección:

De acuerdo con el artículo 18° de la Ley de Protección de Datos Personales (LPDP), estás obligado a notificar cuando almacenas los datos personales y con qué finalidad lo estás haciendo.

2. Obtener consentimiento:

Para poder recoger los datos de tus clientes, debes hacerlo con su consentimiento. Este debe ser explícito y obtenerse al momento de la entrega de la información, no después.

3. Asegurar su protección:

Es clave que puedas asegurar los datos que tus clientes te facilitan a través de medidas jurídicas, administrativas y tecnológicas. Así evitas comprometer su privacidad, sobre todo al manejarlos en internet.

4. Notificar a la Autoridad Nacional de Protección de Datos Personales:

Otra de tus obligaciones es informar a las autoridades sobre cualquier banco de datos del que seas titular. Esto incluye su finalidad, vigencia y encargados del manejo de la información. En el Perú, lo haces a través del Registro nacional de protección de datos personales.

5. Recoge solo los datos necesarios:

No pidas información que no necesitas. Es una buena práctica que genera confianza entre tus clientes.

6. Elimina datos obsoletos:

En ocasiones puede que algunos datos dejen de serte útiles o superen su fecha de vigencia. En cualquier caso, bórralos de forma segura.

 ¿Qué no hacer con los datos de tus clientes?

Así como puedes hacer algunas cosas con los datos personales, existen otras que es tu obligación evitar. No hacerlo puede tener consecuencias de carácter legal, poniendo en riesgo toda tu empresa y tu reputación.

1. No seas opaco al obtener los datos:

La transparencia es importante. Obtener los datos personales de forma fraudulenta, desleal o ilícita, comprándolos por ejemplo, te ocasionará más problemas que ganancias.

2. No le des un uso distinto:

Cumple con el uso o destino expresado en la Política de Privacidad. Para uno distinto requieres un nuevo consentimiento o llevar a cabo una anonimización o disociación.

3. Limitar los derechos del titular:

Tu cliente está amparado por los derechos ARCO. Tu empresa no puede revocarlos o limitarlos por ninguna razón.

4. Hacer sustituciones:

No tienes facultad para sustituir o alterar ninguna parte de los datos personales que te sean facilitados, incluso si están incompletos o son inexactos.

5. No los comercialices:

Tus clientes confían en que no venderás la información que te faciliten para los fines acordados. Al hacerlo no solo perderás su confianza sino que podrías tener problemas legales.

Estas listas, aunque breves, son una herramienta útil. Utilízalas como un recordatorio constante cuando te encuentres con los datos personales de tus clientes. Y si tienes dudas al respecto, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Con gusto te ayudaremos.