¿Es una buena decisión, como accionista, licenciar mi marca a la empresa para obtener regalías y deducirlo como gasto?