Cómo defender tu marca: registra, renueva, defiende y capitaliza

Cómo defender tu marca: registra, renueva, defiende y capitalizaTener tu propio negocio o emprendimiento implica preguntarse qué hacer con la marca y cómo sacarlo adelante en el mercado. Es decir, alcanzar el éxito no solo se trata de ofrecer un buen producto o servicio, también tendrás que asegurarte de defender tu marca y posicionarla para ganar dinero con ella.

Así, mantener a flote tu negocio y defender tu marca pasa por cuatro puntos que son críticos: el registro de marca, su defensa ante posibles problemas, la renovación de la marca y su capitalización.

¿Suena complicado? No te preocupes, en RTM Defensa & Crecimiento de Marcas preparamos este texto para explicarte de qué trata cada uno y permitir que entiendas mejor a lo que te enfrentas.

Registro de marca

Lo primero que tienes que hacer cuando piensas sacar adelante un negocio, sin importar su rubro, es el registro de marca. Hacerlo implica que solicites su registro ante las autoridades administrativas del Perú, dejando claro el rubro (clase) al que pertenece y cómo se identifica en el mercado (nombre de marca, logo, etc.).

Para llevar a cabo este proceso, el primero en la cadena para defender tu marca, debes reunir una serie de requisitos que tendrás que presentar ante el INDECOPI. Una vez que los tengas, el procedimiento consta de tres etapas diferenciadas:

  1. Etapa Pre-Registral
  2. Etapa Registral
  3. Etapa Post-Registral

En cada una tendrás que cumplir con determinados pasos. Puedes verificar cada uno más a fondo en esta guía del proceso para registrar una marca o, para mayor comodidad y tranquilidad, puedes solicitar el apoyo de uno de nuestros expertos aquí.

Renovación de marca

Un registro de marca tiene una duración finita. Es decir, pasado un tiempo determinado luego de que te es otorgada, tienes que hacer una renovación de marca.

En la actualidad este tiempo es de 10 años, según la normativa de Propiedad Industrial. Por eso es importante que prestes atención a la fecha de vencimiento para que des inicio al proceso de renovación y no pierdas el trabajo de años en un descuido.

A partir del mes de febrero del 2020, la renovación de marca puede hacerse tanto de forma presencial como usando los canales digitales. La diferencia principal, además de la celeridad del proceso, está en los costos:

  • Renovación por medio digital: S/ 216
  • Renovación presencial: S/ 240

La solicitud para renovar un registro de marca solo puede ser ejecutada por el titular del nombre a renovar, su representante legal o un tercero con interés legítimo en mantener vigente el signo en cuestión.

Defensa de tu marca

Desde el propio proceso registral y luego de que se te otorga el registro efectivo, defender tu marca es una dinámica constante y que requiere estar atento a la competencia o posibles personas inescrupulosas que deseen lucrar a partir del éxito de tu empresa.

Durante el registro de marca puedes encontrarte con la situación de que alguna otra empresa se opone a tu solicitud, pues considera que tu nombre de marca puede entrar en conflicto con la suya o afectarle de forma negativa.

Por supuesto, cuando tu signo ya se encuentra registrado, o inclusive en trámite por un mejor derecho de prelación, es tu turno de estar atento a cualquier registro que suponga una amenaza a tus intereses.

Algunas de las formas en las que puedes defender tu marca son las siguientes:

  • Oposición: para impedir que se lleve a cabo de forma efectiva el registro de una marca que genere riesgo de confusión con tu marca registrada.
  • Cancelación: es un procedimiento con el que se busca retirar marcas registradas del mercado por no estar siendo utilizadas o por no cumplir con los requisitos formales debidos.

Existen otros procedimientos y circunstancias en los que es necesario defender tu marca. Puedes leer más sobre estos y cómo RTM Defensa & Crecimiento de Marcas puede ayudarte a hacerlo en esta publicación.

Capitalizar tu marca

Claro que al tener tu propio negocio te interesan las ganancias. Es importante que sepas que puedes capitalizar tu marca más allá de los productos o servicios que ofrezcas a través de esta.

Tener una de marca es tener un bien capitalizable, si sabes cómo manejarlo, y estas son las distintas oportunidades que tienes para hacerlo:

Licencia de uso de marcas

Si tu negocio se encuentra bien posicionado en el mercado, puede atraer el interés de terceros que quieran, a través de una negociación, utilizarlo por cuenta propia.

Al hacerlo, con un contrato de por medio, podrás capitalizar tu marca y obtener un ingreso por regalías por un tiempo determinado. Esta forma de beneficiarte del potencial de tu empresa es una de las principales razones por las que siempre debes estar listo para defender tu marca.

Venta de marcas

Una vez que hayas capitalizado tu marca, cuando esta tenga un valor importante y quizás prefieras enfocarte en otro emprendimiento, su venta puede ser una alternativa importante.

Este es un proceso en el que, como si fuera un vehículo o una casa, transfieres los derechos de la marca a un tercero luego de obtener un pago determinado.

Si lo deseas, nosotros podemos ayudarte a capitalizar tu marca, a través de su licenciamiento o su venta; en este último caso, cuando haya adquirido un valor relevante o cuando así lo requieras. Puedes informarte más sobre lo que te ofrecemos aquí.

Como habrás visto, defender tu marca es un procedimiento que incluye muchos factores y que puede reportarte grandes beneficios a largo plazo. No lo dudes más, ponte en marcha y registra, renueva, defiende o capitaliza, ese nombre de marca que define tu negocio.

Solicita un diagnóstico gratuito y descubre la mejor manera de defender y hacer crecer tu marca.